La Mujer Muerta

La Mujer Muerta da nombre a una formación montañosa integrada en la sierra de Guadarrama y que vista desde las llanuras de la provincia de Segovia simula el perfil de una mujer tumbada. Existen numerosas leyendas que tratan de explicar el origen de este nombre, y en la mayoría de los casos corresponden a un funesto desenlace provocado por el “amor romántico”.

La denominación de ésta montaña me ha ido generando cada vez más inquietud a medida que he tomado consciencia del significado real de estas palabras, y de la importancia que están cobrando en la actualidad. Ya no es un simple nombre, sino que establece en el lenguaje una conexión de violencia y dominación simbólicas respecto a la subordinación de la mujer y la naturaleza.
Este proyecto se compone de un itinerario de imágenes del paisaje de La Mujer Muerta tomadas al recorrer sus caminos, y de una serie de fotografías de naturaleza muerta compuestas por pequeños fragmentos de la montaña y el cuerpo femenino en un lugar con un marcado carácter “doméstico”.

Con ello pretendo establecer un diálogo que ayude a visibilizar el problema de
la explotación y violencia respecto a la ecología y el género.